Servicio al cliente

Preguntas Frecuentes

Primero debes tener en consideración que tendrán acceso al portal de Post Venta solo aquellas personas que son propietarias de alguno de nuestros departamentos.

Para ingresar a ACCESO WEB PROPIETARIOS, debes indicar su usuario y contraseña, enviado a través de correo electrónico por la Inmobiliaria.

Si no has recibido el correo con esta información por nuestra parte, puedes hacer click en “Ingresar” y luego el “Solicitar acceso”. Allí deberás completar con tus datos personales y recibirás un correo con tu contraseña.

De la misma manera puedes hacer click en “Recuperar contraseña” en caso de que la olvides.

Antes ingresar una solicitud al servicio de post venta debes tener en cuenta que como propietario debes preocuparte de realizar las mantenciones a tu departamento según lo indicado en el Manual del Usuario. Teniendo lo anterior en consideración, según la Ley General de Urbanismo y Construcción, se establecen 3 tipos de garantías:

 

    1. Estructura: La garantía tiene una duración de 10 años, contempla los elementos estructurales soportantes del edificio como fundaciones, losas, muros, pilares y vigas.
    2. Instalaciones y elementos no estructurales: La duración de la garantía para estos casos es de 5 años, corresponde a los daños que se puedan presentar en la red sanitaria, red eléctrica o cualquier otro que tenga relación con las instalaciones presentes en el departamento.

 

Terminaciones: La garantía tiene una duración de 3 años, la cual comprende pinturas, alfombras, espejos mal instalados, muebles de cocina, y otros que presenten alguna falla que no corresponda al mal uso, sino que tenga relación con algún error que se haya cometido durante el proceso constructivo.

IMPORTANTE

Previo al ingreso de la solicitud te recomendamos leer el Manual de Propietario, ya que debe considerar, que solo se ejecutarán los trabajos que correspondan a fallas o defectos que tengan un origen constructivo. Como consecuencia, no son garantías de postventa aquellos problemas generados por el uso, desgaste natural, falta de mantención, intervención de terceros u otros especificados en el Manual del Propietario.